¿Qué es la Depresión?

La depresión forma parte de los denominados trastornos del estado de ánimo, en el cual aparece reflejado un sentimiento constante de tristeza, de ánimo decaído, de falta de motivación por realizar aquellas actividades en las que antes disfrutabas. Estos sentimientos afectan a todo el conjunto de nuestros sentimientos, pensamientos y comportamientos, lo cual produce una interferencia en todos los ámbitos de nuestras vidas, como el personal, laboral y/o relacional.

Todos sentimos tristeza ocasionalmente. Pero la depresión es algo mucho más serio. La depresión consiste en una profunda tristeza o desesperación cuya duración se extiende más allá de unos pocos días, e interfiere con las actividades de la vida cotidiana, e incluso provoca dolores físicos. Afortunadamente, la depresión tiene grandes posibilidades de tratamiento eficaz.

La personalidad de cada uno puede hacernos más vulnerables a un posible desarrollo de algún trastorno del estado de ánimo. En la depresión, las personalidades más inseguras, ansiosas, dependientes, perfeccionistas y autoexigentes, tienen más posibilidades de desarrollar una depresión.

Síntomas Depresión Mayor

Para poder clasificar un trastorno depresivo el DSM-V propone los criterios que deben tenerse en cuenta para su diagnóstico. Los criterios DSM-V de la depresión son (cinco o más de los siguientes síntomas deben aparecer al mismo tiempo durante dos semanas al menos):

  • Debe apreciarse un estado de ánimo deprimido gran parte del día, en casi todos los días.
  • Se aprecia una disminución del interés por las actividades que solían generar placer.
  • Se produce una pérdida o aumento de peso.
  • Alteraciones en los hábitos del sueño, como insomnio o dormir demasiado, casi todos los días.
  • Uno mismo y su entorno observan una mayor agitación o disminución psicomotora, casi todos los días.
  • La persona se siente fatigada y/o con falta de energía, casi todos los días.
  • Aparecen sentimientos de culpabilidad y de inutilidad excesivos.
  • Dificultad para mantener la concentración o para tomar decisiones.
  • Aparecen pensamientos relacionados a la muerte de forma recurrente, que pueden ser ideaciones suicidas sin un plan determinado por llevarlo a cabo, intentos de suicidio o meditaciones previas para llevar a cabo el suicidio.

Observemos más detenidamente cuáles son los síntomas que aparecen en la depresión, que pueden dividirse en:

Psicológicos: la persona experimenta un sentimiento constante de tristeza, acompañado de sentimientos excesivos de culpabilidad o inutilidad. Aparecen pensamientos vinculados a la muerte.
Físicos: es habitual en una persona que sufra una depresión que tenga alteraciones en el sueño, que pueden cursar con insomnio o hipersomnia, así como alteraciones en la alimentación, produciendo pérdidas o aumento de peso. La motricidad también puede verse afectada, con la presencia de lentitud de movimientos y una sensación constante de fatiga y falta de energía.
Conductuales: aparece un desinterés hacia las actividades que previamente generaban satisfacción, junto a una falta de motivación.
Intelectuales o cognitivos: puede aparecer una disminución de la capacidad de concentración, de la toma de decisiones y del pensamiento en general.
Sociales: la sintomatología presentada en el trastorno depresivo, puede comportar un aislamiento de la persona, produciendo con ello un deterioro en las relaciones sociales.

La depresión no es considerada simplemente una tristeza temporal, que pueda mejorarse de un día para otro, en la gran mayoría de ocasiones requiere un tratamiento a largo plazo. No obstante, no te preocupes, en la mayoría de casos es reversible.

Fuentes:

A.P.A.
https://www.apa.org/topics/depression/trastornos-depresivos

OPS
https://www.paho.org/es/temas/depresion

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.